Doliente…

Todos (y hablo en general) hemos experimentado la pérdida de un ser querido, sea como sea, indirecta o directamente salimos afectados de alguna u otra manera. No sé, hablar de muerte es algo no muy agradable que si bien es cierto, en alguna ocasión debemos “abrir” ese tema. Volviendo a la experiencia de perder a un ser cercano, evidentemente es impredecible el tiempo en que nos iremos de aquí, uno no sabe qué le depara, no sabe si sale y tendrá la fortuna de volver, uno es ignorante a si en nuestro trayecto a algún lugar nos ocurrirá algo…

La muerte es intangible en cierta forma, pero ¡deja una huella enorme! sin precedentes pero con bastantes secuelas. Y hago un breve paréntesis porque ayer tuve una experiencia no muy agradable, se siente feo ver a alguien plañir porque le ha llegado la terrible noticia de que ha fallecido alguien realmente especial para esa persona, eventualmente trato de no demostrar mi pesar por contemplar el sufrimiento de alguien, palpar de cerca su penar y sentirse un verdadero inepto sin palabras qué decir para consolar, palabras de aliento y regalar una caricia con letras al aire… Con un ímpetu de energía viva para el corazón traté de calmar esa gran nostalgia que le lastimaba, no sé si he hecho algo bueno, pero creo que fue lo mejor que pude haber hecho con tal de no sucumbir en lágrimas también y contagiar esa tristeza mutua a esa persona, “hasta para ser paño de lágrimas se necesita carácter”. Actuar con estoicismo ante situaciones de ese tipo siempre llega a ser complicado y muy difícil de superar.

Sentir una impotencia de recibir una noticia deplorable sobre el fallecimiento de alguien no es rara, y mucho menos preguntarse o decir en mente: -Pero si estaba tan bien, ¿por qué a el/ella? Uno se echa a gemir que hasta pareciera que nada puede calmarnos, quisiéramos salir huyendo de todo y olvidar todo lo que nos aflige, o quizá gritar para desahogarse. Yo no digo que llorar esté mal, después de todo es un medio para aliviarse y sé que puede llegar a ser duro por lo menos para mí ver lagrimear a alguien por esta situación. Ayer fue un día con altibajos, pareciera que ese día todo estaría destinado de alguna forma a salir mal. Aún conservo las ganas de llorar por tantas cosas, suspiro y trato de contenerme, ¿es impreciso decir que quiero ser fuerte? ¿Qué puedo decir? Estoy sumido en una especie de trampa que poco a poco va tragándome por no saber qué hacer para eludir la añoranza que esto provoca…

Anuncios

Acerca de Erick Brandon

Un chico simple y serio. Nada más.

Publicado el noviembre 11, 2010 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. como l haces para q cada cosa m llege tan dntro dl corazòn y m confunda xk no conosco a esa persona q escribe tan lindo ese autor q m quita la respiracion cn cada palabra y saca un suspiro no c

No olvides dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: