¿Por qué atormentarse ahora?

A veces es inevitable atormentarse a sí mismo al dedicarse aunque sea unos segundos a pensar en nuestro porvenir… Y más preocupante es ponerse a pensar sobre lo que nos puede suceder en un futuro siendo esto algo que tememos o nos aterra… Adelantarse a imaginar lo que será en nuestro futuro trae malos resultados; recuerdo una frase que alguna vez alguien me dijo: “Algún día todo esto terminará y caerá, tanto así que dolerá esa caída” (quizá parezca algo enigmático el no dar más detalles del por qué de esa frase). Pensar en que nuestros temores ocurrirán a futuro no siempre es lo mejor… o mejor dicho, NUNCA es lo mejor; esto puede llegar a deprimirnos y hacer de nosotros caer en un abismo de depresión… yo lo comprobé.

Es desesperante hacerse una pregunta: “¿qué sucederá?” (en el caso de una indecisión o curiosidad por conocer algo), o tratar de imaginar qué sería de nosotros si nos ocurriera aquello que nos alarma, una lánguida expresión puede provocarnos y más evidente sería quedar estupefactos por el simple hecho de no conocer lo que viene; pero pienso y digo: -¿para qué el mañana si está el presente? (por eso es un regalo). Disfrutar lo que nos acontece sea como sea lo que nos pase, debe haber algo bueno hasta en días en que pareciera que nos fue deplorablemente, podríamos ponernos pesimistas y decir que nuestra vida es aburrida, carente de emociones y situaciones “extremas” por así decirlo, o tal vez llegamos a decir que simplemente no importa con una clásica frase: “En un mundo lleno de miles de vidas como la mía ¿a quién le importaría lo que me sucede? ¿a mí? quizá sólo a mí…” (seguido de un suspiro). Es un tema complejo pero sin en cambio es algo poco usual encontrar a personas que realmente erradican ese tipo de actitudes de sus vidas haciendo de estas algo más llevadero… Así que; ¿por qué esperar allí y ver cómo otros alcanzan sus ideales? y tú… tú te quedas mirando cabizbajo… Es momento de lidiar con las ignominias que nos rodean, el mundo no es como podríamos imaginarlo usualmente (del lado positivo, claro). Es indispensable estar consciente de que nosotros creamos nuestro propio sendero por el cual pasear, puede vérsele algo sinuoso y con muchas imperfecciones, éstas representadas como por ejemplo, nuestros fallos y actos erróneos, desviarse puede llegar a ser insoslayable, pero no imposible de lograr, mantener una senda recta hasta el final de nuestro caminar puede llegar a ser una actividad exhaustiva, pero teniendo una buena actitud se logra. Queda por de más decir que debemos colaborar con nuestro entorno recíprocamente, es decir, hacer a los demás lo que queremos o esperamos que hagan de nosotros, nunca esperar agradecimientos y dar lo mejor de sí en todo lo que estemos haciendo…

“Si estuve aquí fue porque necesité estarlo para subir hacia el siguiente nivel…”

Anuncios

Acerca de Erick Brandon

Un chico simple y serio. Nada más.

Publicado el octubre 18, 2010 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

No olvides dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: