Fue complicado…

Hoy hice algo que en mi pasado pensaba nunca iba a hacer, pero sin embargo lo hice, hoy hablé con ella, fue algo muy complicado para mí con eso de que me cuesta expresarme.  Me propuse llamarla por teléfono, llamé escasas 3 veces y no me contestaba ¿acaso no quería hablar conmigo? no lo sé, aun lo pienso; cuarta llamada, por fin me contesta, con una voz entrecortada, pausada y sin duda débil, como si no tuviera la energía suficiente para emitir palabras hacia mí, eso me alarmó un poco, mis manos tiemblan de la tensión que experimento, le dije -¿cómo estás?, un efímero silencio antecedido de su respuesta, -bien, (ese tipo de respuestas ya no me sorprenden al provenir de ella) a lo que yo le contesté, -sólo quiero hablar de algo contigo, ella sin dudar me contestó, -dime.

Mi tensión se elevaba más y más hasta un punto en el que creí no poder controlar y expulsarla de mí de alguna forma, esa forma fue sólo diciendo con voz poco entonada y entrecortada, -eh… quiero… quiero decirte algunas cosas, en ese momento ni yo mismo me reconocía, -bueno, son varias cosas, he notado que tú ya no estás cómoda con la relación que llevamos, sé que he actuado mal y asumo mis responsabilidades, la distancia que nos separa… me interrumpió su entonada voz diciendo, -¡pero la distancia no tiene absolutamente nada qué ver con lo nuestro!, yo respondí, -sí, la distancia que nos separa es tal vez factor de lo que nos acontece, no quiero hacerte perder tu tiempo y sólo quiero hacerte una propuesta, entre titubeos y pensamientos en voz alta al fin lo dije, -quiero hacerte la propuesta de que mejor nuestra relación culmine hasta aquí, ella me contestó, -sabes que lo que ahora nos pasa es por tus actitudes y acciones, yo sólo contestando con un concreto y “seco” SÍ, -creo que sí, acepto tu propuesta, he sufrido demasiado y no puedo permitir que me sigan hiriendo, y menos dejarme controlar por alguien, yo tengo la madurez de una persona mayor, no la de una chica de 15 años, está bien, dejemos esto en sólo una amistad…

Al llegar ese momento, sólo contesté, -bien, así quedamos entonces, mientras por mi pensamiento pasaban diversas cosas, tales como decirle sólo un adiós, pero no lo hice porque sabía y veía necesario el agradecerle lo que hizo por mí, entonces lo hice, le dije con un nudo en la garganta, -te agradezco todos los momentos tan lindos que pasamos juntos, y por lo feliz que me has hecho, espero que no te lleves recuerdos malos y sin rencores, porque los rencores son muy malos, sólo acuérdate de mí en bonitos momentos, te aseguro que yo haré lo mismo, te deseo lo mejor en verdad para tí y tus hermanos, espero que encuentres a alguien que en verdad valore tu cariño y tu amor, que no sea como yo, ella, callada, sin palabra alguna a punto de emitirse, -¿está bien?, -si, está bien, yo también te deseo lo mejor de todo corazón y espero que con la persona que vayas a estar seas muy feliz y espero que encuentres alguien mejor que yo, -¿mejor que tú?, contesté; reafirmándomelo, -si, mejor que yo, -ok, lo tendré en cuenta, gracias.

-¿Algo más qué agregar?, le cuestioné, -no, todo lo que tenía qué decir, ya lo dije. -Bien, entonces es sólo una despedida. -Adiós.

“Lo que no mata me fortalece”

Anuncios

Acerca de Erick Brandon

Un chico simple y serio. Nada más.

Publicado el septiembre 4, 2010 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

No olvides dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: